enero 10, 2022
Nacional

La tendencia NFT llega a Chile gracias a la Gallery Weekend

NFTs y arte en Chile

Existen muchas maneras de obtener dinero a través de Internet. Una de ellas se da con los mejores casinos de Chile, que te permite jugar a tus juegos favoritos, como la ruleta, y obtener grandes márgenes de ganancia. Sin embargo, debes saber que no es la única alternativa que tienes en la actualidad.

Durante los últimos años, se han democratizado tecnologías muy atractivas para los usuarios, como ocurre con las criptomonedas y los NFTs. En este último caso, hemos visto que desde Chile implementaron la primera venta de arte digital, que se expuso en la quinta versión de Gallery Weekend Santiago.

Esta decisión es muy importante para la región, ya que permite dar el salto hacia la popularización de una tecnología clave para el futuro. Es decir, durante mucho tiempo habíamos visto que las criptomonedas fueron algo de nicho. Esto significa que las personas que invertían eran pocas, pues era un público restringido.

No obstante, con el correr del tiempo esta tecnología se ha popularizado en los medios tradicionales, las redes sociales y todo Internet. Todo esto ha generado que el mundo sepa qué son las criptomonedas y que cada vez más personas inviertan en ellas. Ahora bien, ¿ocurre lo mismo con los NFTs?

Pues en parte sí y en parte no. De cierta manera, sí es verdad que son vistas como otra de las innovaciones tecnológicas más importantes. Sin embargo, no todos conocen de su existencia (o, al menos, no tanto como las crypto) y existen ciertas dudas con respecto al desempeño que podrían llegar a tener.

La importancia de la valoración del arte digital

Lo que hay que tener en cuenta es que un NFT es un Non Fungible Token. Esto significa que se trata de unidades digitales que son irrepetibles. Por ejemplo, esto es algo que se puede ver con los cuadros. La Mona Lisa original es una sola, por lo que, por más repeticiones de calidad que haya, el original siempre saldrá mucho dinero.

Ahora bien, hay que considerar que, en este caso, hablamos de contenido en Internet. Es decir, una foto de la Mona Lisa puede ser descargada fácilmente. Lo mismo sucede con los NFTs, pues las personas pueden descargar o sacar la captura de pantalla de un determinado archivo y disfrutar del mismo, pero no son propietarios.

O sea, cuando uno adquiere un NFT no se hace dueño de los derechos de la imagen, sino que solamente se vuelve el dueño de una URL que certifica que esa imagen es tuya. Es decir, es como si pudieses demostrar que la Mona Lisa te pertenece, pero, a efectos prácticos, no puedes decidir si el cuadro se queda en tu casa o no.

Esto genera un gran debate entre los usuarios, debido a que no parece existir un valor genuino en la compra de estas piezas de arte digitales. Por ejemplo, si compras un cuadro físico lo puedes exponer en tu casa. No obstante, si compras un NFT lo que haces es hacerte dueño de una imagen que todo el mundo puede guardar.

Por lo tanto, habrá que ver cómo evoluciona la industria, pero está claro que todavía los NFTs deben desarrollarse más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *